Calefacción Eléctrica o Gas – Comparativa 2021

Calefacción Eléctrica o Gas, Comparativa 2021

Tener un ambiente agradable y confortable en el hogar, a pesar de los cambios climáticos es fundamental, sobre todo en época de invierno. Por eso, es recomendable instalar un sistema de calefacción que nos cobije a pesar de las bajas temperaturas.

Esto, en cualquier caso, implica un gasto. Por eso, resulta conveniente considerar algunos aspectos claves para determinar si será una calefacción eléctrica o gas. En esta guía ofreceremos una comparativa ideal para que no haya equivocaciones a la hora de decidir.

¿Es mejor una calefacción a gas o a electricidad? Esta es la pregunta que muchos se hacen cuando tienen que decidir cómo calentar su casa. La respuesta va a cambiar dependiendo del clima y de los metros cuadrados de su casa o piso.

Gas natural y electricidad no son lo mismo, tampoco es el que tiene un piso o una casa, o vive en el Pais Vasco o en Jaén. A cada uno según sus necesidades, esto significa que el sistema de calefacción adecuado dependerá de tus circunstancias.

Instala la calefacción a Gas Natural
Promoción Calefacción Gas Natural

Aspectos a considerar antes de la instalación

Existen varios sistemas de calefacción, pero los más usados son de gas y eléctrico. Para instalar cualquiera de los 2 hay que considerar algunos elementos que influyen en la decisión final. Así que, el método a emplear tendrá variaciones según los siguientes factores.

El tamaño de la casa

Las dimensiones si importan, sobre todo cuando se adapta un sistema de calefacción. Ya que los expertos calculan la instalación por metro cuadrado. Es decir que cuanto más grande sea la casa mayores serán los costes. 

La estructura física.

Hay que evaluar con qué tipos de materiales está fabricada la vivienda. Asimismo hay que conocer si tiene aislantes en sus estructuras como el suelo, el techo o las paredes. Esto aligera la instalación y representa un ahorro monetario.

Acceso a la red de servicio

Algunas viviendas se encuentran en una zonas donde es imposible instalar sistemas calefactores, porque no cuentan con una red cercana en especial cuando es a gas. Por lo que es necesario saber cuál es la red que se encuentra más asequible para acomodar el sistema.

Ubicación geográfica de la vivienda

Algunos edificios están situados en zonas residenciales donde el viento o el clima afecta más o menos según su localización. Es importante conocer este aspecto, que servirá como indicador al calcular la cantidad de tuberías o radiadores a utilizar.

Tipo de consumo y mantenimiento

El coste de las facturas mensuales a pagar por el uso del calefactor varían según cada tipo. Muchas personas prefieren los que funcionan a gas porque se ahorran unos cuantos euros. También hay que considerar los períodos de mantenimiento que hay que realizar para que dure por más tiempo y sea seguro.

Sistema de calefacción a gas natural

Este sistema es seguro, limpio y eficaz. Básicamente consiste en hacer una instalación de tuberías por donde circule agua, que va a ser calentada por una caldera que funcione a gas.

En cada espacio de la casa debe ir instalado un radiador que distribuya el calor en un flujo constante. Este transmisor de calor será activado según el agua caliente que mantenga la caldera por las tuberías.

Calefacción a Gas:  lo mejor para climas fríos y casa grande

Para generalizar, el gas natural tiende a ser más eficiente y económico que la electricidad como un sistema de calefacción. Pero todo depende de las circunstancias:, si no tienes acceso a la red de gas natural por tuberia (que es típico de las zonas rurales y casas aisladas) esta opción se complica.

En climas cálidos o pisos pequeños, debe ser en el equilibrio no sólo qué calor, sino también el costo de instalación y mantenimiento.

Beneficios del gas natural

Calienta más rápido.

El tiempo que lleva la caldera para empezar a funcionar es más rápido y casi simultáneo a la irradiación de calor que emana. Solo tardará unos minutos poner en marcha el radiador. Es importante instalar una caldera que sea potente en kw y que tenga un mayor rendimiento.

Es más barato.

Las facturas se reducen si la calefacción es de gas natural. Las eléctricas tienen un alto consumo expresado en el recibo mensual de electricidad.

Abarca mas diámetro.

Las ondas de calor irradiadas por un radiador a gas tiene más expansión que uno eléctrico. Por eso, son ideales para casas grandes y climas a temperaturas bajo cero.

Es de suprema importancia que la instalación a gas sea realizada con expertos. Nosotros realizamos un trabajo impecable en la instalación de tuberías y conexiones. Cuidamos los detalles para que este sistema de calefacción no tenga averías y sea seguro.

Asimismo, garantizamos la buena combustión del gas y una adecuada ventilación. Por normas generales, certificamos el sellado completo de las tuberías para que no existan fugas que ocasionen imprevistos o un consumo elevado.

Y por último, realizamos el mantenimiento apegados a la inspección obligatoria de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía que indica hacerlo cada 5 años. Aunque muchos propietarios prefieren hacer la revisión anual o cada dos años.

Sistema de calefacción eléctrico

Es el segundo método de climatización más usado por los españoles. Se trata de un sistema de calor que puede ser variado. La selección de cada uno depende de la necesidad de cada vivienda y del gusto del propietario.

Entre los más comprados están:

Los acumuladores de calor.

Son dispositivos diseñados con ladrillos refractarios que se cargan por la noche y por el día emiten calor a un flujo constante. Es el ideal para disminuir tarifas eléctricas porque no siempre hay que mantenerlo enchufado para que funcione.   

Radiadores de termoeléctrico.

Trabajan con una resistencia que se calienta y emite el calor, no son tan potentes. Su temperatura es estable y moderada. Demora en calentar.

Suelo radiante.

Es una instalación de tuberías que va debajo del pavimento. Si la vivienda ya está hecha, supondrá un coste elevado pero si es una casa en construcción, será más fácil instalar el sistema. Utiliza la energía renovable y cuenta con la opción de enfriamiento. 

También existen placas radiantes, bombas de calor y aires acondicionados con el modo calefacción. Lo cierto es que estos sistemas elevan los costes de las facturas y pueden desequilibrar la erogación monetaria.

Calefacción eléctrica: clima cálido, pocos m2

Calefacción eléctrica, a diferencia del gas, es una buena opción en lugares con climas más cálidos.

También es recomendable en pisos pequeños que mas fácilmente se calientan. Es sin duda también la más adecuada para segundas viviendas que consumen energía en momentos específicos.

Ventajas de la calefacción eléctrica

Sin obras o grandes inversiones: con la única excepción (e importante) de calefacción por suelo radiante, Calefacción eléctrica evita costosas instalaciones.

Mantenimiento: sin mantenimiento.

Conclusión

Así que el debate queda abierto. ¿Calefacción eléctrica o gas? Obviamente la de gas es más económica, limpia y segura. Aunque unos se deciden por la eléctrica por temas de espacio y facilidad.

Sin embargo, la decisión está en manos del dueño de la vivienda, quien decidirá qué sistema de calefacción irá mejor con su propiedad. Esperamos que este post contribuya a tomar la mejor opción, para cualquiera de las 2 contamos con expertos calificados que pueden hacer el trabaj

Ahora ya sabes cuando es mejor una calefacción a Gas o Eléctrica, si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactarnos

Promoción Instalación Calefacción
Aprovecha esta Oferta
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

× Available from 09:00 to 20:00 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday