CONSEJOS AHORRO ENERGÉTICO EN LA COCINA


Las cocinas son sin lugar a duda la estancia de la casa que más energía consume, ya que están llenas de electrodomésticos para cocinar, lavar o climatizar la casa, el ahorro energético en la cocina es muy importante, ya que puede ser un ahorro sustancial a final de mes.

consejos ahorro cocina


 

Como ahorrar en la Cocina

Por eso os dejamos estos sencillos trucos y hábitos que aplicados con regularidad, nos permitirán hacer un uso eficiente de nuestras cocinas a la vez que preparamos un delicioso plato de comida.

1. No desperdicies energía

Independientemente de que nuestra cocina sea de gas o una vitrocerámica, usa siempre recipientes, sartenes, ollas o cacerolas, de un tamaño que se adecúe a las zonas delimitadas sobre las que ponerlos. Pues de no hacerlo estaremos usando y desperdiciando energía extra para calentarlo.

2. Usa el utensilio de cocina adecuado

En el mercado existen también utensilios de cocina que conducen mejor el calor, es decir, que son más fáciles de calentar por lo que no necesitaremos tener que esperar durante varios minutos para que lleguen a una temperatura adecuada para cocinar, con el consiguiente ahorro energético que esto supone.

Un claro ejemplo de este tipo de utensilios son las ollas a presión, que aceleran la cocción de los alimentos haciendo que ahorremos hasta un 75% de energía cada vez que las usemos.

3. Usa el microondas

Muchas veces tenemos sobras o comida que hemos hecho y congelado para comerla más tarde, pues bien para recalentar la comida usa siempre el microondas, piensa que este electrodoméstico está básicamente pensado para esto.

Si en su lugar usas el horno estarás gastando energía innecesariamente, pues aunque los microondas necesitan de un consumo bastante elevado de energía para su funcionamiento, lo rápido que calientan la comida compensa con creces lo que tarda en hacerlo el horno, por lo que es mucho más rentable la primera opción.

4. Sácale todo el partido a tu horno.

En la medida de lo posible evita estar abriendo y cerrando el horno durante su funcionamiento, ¿sabías que cada vez que lo haces se pierde el 20% de la energía que había acumulada dentro de él?.

Además puedes apagarlo entre 5 y 10 minutos antes de que acabe de hacerse el alimento, aprovechando así el calor residual.

5. Si tu cocina es de gas…

Además de las revisiones necesarias para asegurarnos de que todo esta en perfectas condiciones, será muy importante la limpieza.

El mantener los fogones limpios y sin ningún tipo de obstrucción, hará que además de que nuestra cocina sea más segura podamos consumir la cantidad justa de energía a la hora de cocinar nuestros alimentos.

La grasa o el hollín crean una película al rededor de nuestros fogones si no son debidamente limpiados cada vez que se usan, generando una mala combustión y el consiguiente exceso en gasto energético.

Para asegurarnos de que estamos limpiando correctamente nuestros quemadores fíjate en el color de la llama, cuanto más azul sea ésta mejor será su combustión y más estaremos ahorrando.

2018-11-05T10:18:38+00:00