Tipos de Calefacción para el Hogar – Los Mejores y más Eficientes

Guía de Tipos de Calefacción para el Hogar - Los Mejores y más Eficientes

Mantener una temperatura correcta dentro de cualquier vivienda se ha convertido en algo muy necesario. Existen tantas opciones que es normal que puedas sentir dudas. No te preocupes, nosotros estamos especializados en este tipo de servicios y aclararemos todas las dudas que puedas tener.

¿Te gustaría instalar gas natural en tu casa o prefieres conocer primer cuáles son las otras opciones disponibles en el mercado?

En esta guía hemos incluido toda la información que debes saber sobre los tipos de sistemas de calefacción. De esta forma, podrás elegir el sistema que mejor se adapte a tus necesidades, gustos y recursos económicos con los que cuentes para este tipo de inversión.

Confort para tu Hogar
Aprovecha esta promoción de Calefacción

¿Cuáles son los tipos de calefacción que existen?

Al ser de gran utilidad en zonas donde predomina el frío, existen distintos tipos de sistemas. Estos varían de acuerdo al tipo de energía utilizada, a la cantidad de calor e incluso puede ser distinto si se trata de una o varias casas. En este sentido, esta es la clasificación más común:

Calefacción según la energía

Gas natural

En España, una de las calefacciones más populares es la del gas natural, principalmente porque el precio no es tan elevado. Por otro lado, se ha convertido en uno de los sistemas favoritos porque está entre los más cómodos y seguros.

Debes saber que la combustión se realiza en una caldera. El agua pasa a través de unos tubos y a medida que va avanzando incrementa su temperatura. Al final, puede llegar a los radiadores o a una instalación de suelo radiante por agua.

En cuanto al valor de la instalación debes saber que depende de varios factores como del tipo de caldera y si quieres usar radiadores o suelo radiante.

Para resumir, estas son las ventajas y desventajas del gas natural

Ventajas

  • Se trata de una energía limpia.
  • No hay que pagar tanto dinero para tener este sistema.
  • No tiene que acumularse.

Desventajas

  • Normalmente se usa más en la ciudad. Por eso, si vives en alguna zona retirada es posible que tengas que optar por otro sistema.

Eléctrica

Es otro de los que se encuentra entre los más usados. No obstante, en este caso se genera un alto consumo eléctrico y el precio es más elevado. Casi siempre se recomienda utilizar este tipo de sistemas en lugares donde no haga tanto frío, así no tienen que usarlo con tanta frecuencia.

La manera en cómo funciona es a través de circuitos eléctricos, los cuales tienen resistencias por donde pasa la electricidad. Cuando se calientan, se genera una transformación de la energía eléctrica a calorífica.

A continuación, estos son los dispositivos que pueden realizar dicho proceso:

  • Acumuladores eléctricos: Es un tipo de radiador que almacena calor con las resistencias, liberándolo de forma continúa o siendo regulable.
  • Convectores eléctricos: Es un radiador que va generando calor dependiendo de la energía consumida. De todos, este es uno de los más baratos, aunque consume demasiada luz.
  • Suelo radiante eléctrico: Es aquel que se instala debajo del pavimento de la propiedad. Aunque debe pagarse un precio elevado, realmente es uno de los más efectivos.

Este tipo de calefacción, tiene las siguientes ventajas y desventajas:

Ventajas

  • No genera residuos ni malos olores.
  • Es fácil realizar el mantenimiento.
  • No hay que pagar tanto para tenerla.

Desventajas

  • No es ideal para calentar espacios tan amplios.
  • Al tocarlos, queman.

Gas propano

Cuando la red de distribución del gas natural no está disponible en una determinada zona, la calefacción que puedes usar es la de gas propano. Normalmente, se suministra de la siguiente manera:

  • A granel, a través de un camión cisterna que rellena el depósito disponible en una determinada parcela.
  • Envasado en bombonas.
  • Y por último, canalizado, cuando varias viviendas están conectadas con un mismo depósito.

Estas son las ventajas y desventajas más comunes:

Ventajas

  • Se trata de una energía muy potente.
  • La instalación es fácil.

Desventajas

  • El depósito debe llenarse cada cierto tiempo.

Gas butano

Es normal que exista esta calefacción en viviendas particulares o restaurantes. Se suministra en bombonas de 12 Kg, las cuales se pueden comprar en gasolineras o solicitar que las entreguen en tu domicilio.

En este sentido, el gas butano puede usarse en una:

  • Estufa interior para generar calor en una determinada estancia.
  • Estufa exterior donde existe la opción de regular la potencia del calor.
  • Caldera estanca para calentar el circuito que surte de agua caliente a los radiadores de un inmueble.
  • Chimenea estanca porque es una de las maneras más rápidas de generar calor en una propiedad.

En cuanto a las ventajas y desventajas, estas son las más importantes:

Ventajas

  • Son de alto rendimiento
  • Existe una mayor autonomía en el consumo.
  • Hay bombonas ligeras.
  • Las bombonas reguladas son más económicas.

Desventajas

  • No es resistente al frío.
  • Las bombonas tienen una capacidad limitada.

Gasoil

Se trata de un sistema en el que debe existir una caldera de gasoil. allí es donde se quemará el carburante, que casi siempre puede ser gasóleo B o gasóleo C. el precio por la instalación del depósito de la calefacción de gasoil es mayor que la del gas natural, pero suele ser inferior a la del butano y propano.

En el caso de gasóleo C, estas son las ventajas y desventajas de ese sistema:

Ventajas

  • Puede climatizar superficies más grandes.

Desventajas

  • Se requiere un espacio muy grande para el almacenamiento.
  • Es más perjudicial para el medio ambiente.

Biomasa

En este sistema es necesario el uso de pellets, un producto natural que se crea a partir del serrín. Aunque las calderas de biomasa tienen un valor más elevado, el precio suele ser la mitad de lo que cuesta el gasoil.

La presentación de cada suministro suele ser en:

  • Bolsas de 15 Kg.
  • Bolsas grandes de 1.000 Kg.
  • Con abastecimiento de un camión cisterna.

De todas las ventajas y desventajas, debes conocer las siguientes:

Ventajas

  • Es respetuosa con el medio ambiente.
  • No hay que pagar tanto dinero porque se produce con recursos naturales.
  • Es fácil realizarle mantenimiento.

Desventajas

  • Necesita el doble de biocombustible.
  • Tiene una menor densidad energética.

Aerotermia

De todas las opciones, la aerotermia funciona tanto para calefacción y refrigeración. Utiliza la energía contenida en el aire a través de una bomba de calor, siendo compatible con suelo radiante y con radiadores de baja temperatura.

La instalación tiene un precio elevado, pero por supuesto que es más rentable porque a largo plazo te ahorrarás bastante dinero.

A continuación, te mostramos las ventajas y desventajas de este tipo de calefacción:

Ventajas

  • Tiene un mayor rendimiento.
  • Es fácil de instalar y de hacer el mantenimiento.
  • Depende de una única fuente energética y de un proveedor.
  • Representa un ahorro energético de hasta el 70%.

Desventajas

  • No es ideal en áreas muy frías.
  • Requiere una unidad exterior.

Geotermia

La geotermia es el sistema con el que extraen el calor del subsuelo a través de una serie de tuberías, para que después la bomba de calor multiplique esa temperatura por toda la propiedad. Sobre el precio, tenemos que decir que es más elevado que el anterior, pero representa un ahorro en la factura de hasta un 80% y un rendimiento más eficiente.

En conclusión, estas son las ventajas y desventajas de este sistema:

Ventajas

  • No requiere un presupuesto tan elevado.
  • El mantenimiento es sencillo.
  • El equipo a utilizar cuenta con un tiempo de vida útil de entre 15 y 20 años.
  • Puede usarse para generar frío y calor simultáneamente.
  • Se reduce la contaminación acústica y visual.

Desventajas

  • Se necesita un terreno para la captación y perforación.

Calefacción según la manera de emitir calor

De acuerdo al dispositivo que uses, la clasificación es la siguiente:

Suelo radiante

Es el que se encuentra debajo del pavimento y proporciona calor uniformemente. El suelo radiante tiene la siguiente clasificación:

  • Suelo radiante eléctrico: Es de fácil instalación y consume bastante electricidad porque está formado por circuito eléctrico de resistencias.
  • Suelo radiante por agua: La instalación es un poco más compleja y cara que la anterior, pero funciona con un circuito de tuberías y utiliza calderas de gas, aerotermia o geotermia.

¿Qué es lo positivo y negativo de este sistema? Descúbrelo a continuación:

Ventajas

  • Es una modalidad económica.
  • La calefacción es cómoda y limpia.
  • No genera ningún residuo.

Desventajas

  • Es uno de los que tiene un valor más alto.

Radiadores

Varían dependiendo de la energía consumida. Por eso, se pueden encontrar en este grupo los siguientes tipos de radiadores:

  • Los de agua: funcionan por un circuito de tuberías. En este grupo se encuentran:
    • Los de alta temperatura de entrada, los cuales necesitan una temperatura de 70°.
    • Los de temperatura baja, que necesitan temperaturas de impulsión de 45° C.
  • Los eléctricos: no necesitan instalación, son económicos pero consumen demasiada energía. En este grupo se encuentra:
    • El radiador convector, que se calienta con el paso de la electricidad.
    • Los infrarrojos, que emiten calor por radiación y convección.
    • Los de inercia, que tienen una resistencia que genera calor y se amacena por un material o fluido caloportador.

En este sentido, estas son las ventajas y desventajas más importantes:

Ventajas

  • Permiten un control de la temperatura de manera individualizada.
  • Proporciona una temperatura estable, sin variaciones.
  • Pueden programarse.
  • Son seguros.

Desventajas

  • Puede ser difícil de colocar, por lo que se requiere ayuda de profesionales.

Fan coil

Está compuesto por un radiador por donde circula el agua caliente y también tiene un electroventilador que es el que absorbe aire y lo deja pasar por el radiador. Casi siempre se usa en instalaciones de aerotermia porque fomenta el rendimiento del agua a baja temperatura.

En cuanto a los tipos de fan coil, existen varios tipos:

  • Los de dos tubos, uno diseñado para el de ida y otro para el retorno. Por eso puede producirse frío o calor, pero no de manera simultánea.
  • De cuatro tubos, de los cuales 2 son de ida y 2 de retorno. Estos sí pueden producir frío o calor simultáneamente. Por eso, son ideales para hospitales, centros comerciales u oficinas.
  • Por otro lado, existen otros que tipos de fan coil para pared, suelos, conductos, de techo o con forma de cassette. También otros que pueden colocarse vertical u horizontalmente.

Estas son las ventajas y desventajas de este sistema de calefacción:

Ventajas

  • Son de fácil instalación.
  • No requieren tanto mantenimiento.
  • Tienen mayor duración.
  • Pueden regularse porque tienen termostatos individuales.
  • Proporcionan mayor eficiencia energética.

Desventajas

  • Pueden ser muy caras.
  • Generan ruidos.
  • Ocupan más espacio que los aires acondicionados.

Calefacción según el uso

Al analizar el uso que pudieran tener dentro de una vivienda, la clasificación es la siguiente:

Individual

Esta es la que utilizan con frecuencia en casas o pisos pero de forma individual. Por eso, la bomba está instalada en cada domicilio.

¿Cuáles son las ventajas de este sistema? Puedes encender la calefacción cuando quieras, el suministro es individual y se regula la temperatura con un termostato. La única desventaja es que no es algo tan seguro porque la caldera está dentro de la casa.

Central

Es cuando el sistema abastece a una determinada comunidad. Por eso tiene que contar con una bomba o caldera en un espacio aislado. Es decir, no está dentro de cada casa como el caso anterior.

En cuanto a este tipo de calefacción tiene como ventajas lo siguiente: se enciende a una misma hora, todas las personas de la comunidad abonan el coste del combustible, entre todos deciden cuándo apagarla o encenderla, y está siempre en un lugar apartado.

¿Cuáles son los sistemas de calefacción más económicos?

Son muchos los factores que debes tener presente al momento de determinar cuáles son los sistemas más económicos. Más allá de la propia opinión que pudieras tener, también debes evaluar el precio, el consumo, la instalación y el mantenimiento.

Por ejemplo, ten presente que el precio de instalación puede estar amortizado por un consumo eficiente. Aunque, si ocurre lo contrario y es muy elevado, no te conviene esa opción.

En el caso de viviendas unifamiliares de 100m2 con radiadores, estos son los precios aproximados por instalación:

  • Calefacción eléctrica: 2400 euros.
  • Calefacción de gas natural: 4400 euros.
  • Calefacción aerotermia: 12000 euros.
  • Calefacción geotermia: 18000 euros.

Importante: Sobre las dos últimas opciones, la aerotermia y geotermia, el precio es más elevado por la bomba de calor, la cual es más costosa que una caldera de condensación normal.

¿Cuáles son los sistemas de calefacción más eficientes?

Para decir que una calefacción es eficiente hay que pensar en cuánta energía se debe usar para proporcionar la temperatura ideal. En este sentido, influye de nuevo el precio y el consumo de esa energía.

Analicemos con detalle cada sistema. Primero está la eléctrica, que normalmente requiere mucha electricidad y tiene un precio elevado. De todos, éste es el menos eficiente. Por su parte, el de gas natural es menos exigente y por su precio es de entorno la mitad.

Mientras tanto, los sistemas de calefacción más eficientes, según esos dos aspectos, son la aerotermia y geotermia. En ambos casos recogen energía calorífica del aire o suelo, así que necesitan poca electricidad. Por eso mismo el precio no es tan elevado.

A continuación, una lista con precios aproximados:

  • Calefacción eléctrica: 1600 euros.
  • Calefacción de gas natural: 800 euros.
  • Calefacción aerotermia: 500 euros.
  • Calefacción geotermia: 300 euros.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción?

La respuesta es un poco compleja porque influyen muchos aspectos. No obstante, siempre el mejor sistema será aquel que se ajuste tanto a tus necesidades, a tu presupuesto y a la vivienda.

Teniendo presente esta premisa, se podría decir que si tienes un chalet, la mejor opción es la calefacción geotermia, porque pueden realizarse todas las perforaciones. Además, a largo plazo representará un gran ahorro porque se consume muy poca energía y el mantenimiento no debe ser tan constante.

Lo único malo es que la instalación es elevada. en caso de que no tengas los suficientes recursos económicos, siempre puedes optar por la de gas natural, que es eficiente y económica.

En el caso de que tengas un piso, en la mayoría de las ocasiones las personas eligen más el gas natural porque tienen poco espacio para instalar una calefacción de geotermia o aerotermia. También consideran que es seguro y económico. Además, dependiendo de las comercializadoras podrían optar por ciertas ofertas.

Por último, para una casa de verano o donde vayas a pasar alguna temporada, la mejor alternativa es la calefacción eléctrica porque no requiere instalación y el precio no es tan elevado. Además, podrás usarla siempre que la necesites.

Aspectos que debes tener en cuenta al elegir un sistema de calefacción

Una de las dudas más frecuentes es qué se debe tener en cuenta para poder elegir un buen sistema de calefacción. Si estamos hablando del hogar, estos son los aspectos en los que debes fijarte antes de tomar una decisión:

  • Tamaño de la casa: En este punto debes evaluar si tienes una casa grande o un piso pequeño.
  • Orientación de la vivienda: En base a esta información, las temperaturas varían. Por ese motivo, revisa su ubicación, la trayectoria natural del sol.
  • Aislamientos: Recuerda que el aislamiento de una vivienda influye directamente en el ahorro energético, así que no omitas estos datos.
  • Uso de la vivienda: Por ejemplo, ten presente si vas a estar en alguna temporada o durante todo el año. También si vas a calentar una o todas las habitaciones.
  • Clima de la zona donde se encuentra la vivienda: Este aspecto es importante porque las temperaturas no son iguales en las montañas que en las costas.
  • Precio de la energía: Dependiendo de esta información, podrás saber si te resultará mejor usar gas natural, productos eléctricos, o alguno que funcione con otro combustible.
  • Dificultad de la instalación: Dependiendo del sistema que prefieras, sabrás si podrás instalarlo por ti mismo o si necesitarás ayuda.
  • Mantenimiento: Igual que en el punto anterior, es importante que sepas si la calefacción que quieres necesita o no mucho mantenimiento.
  • Respeto al medio ambiente: Algunos productos son respetuosos con el medio ambiente. Por eso, es importante que valides esta información antes de adquirir un tipo de sistema u otro.

Preguntas frecuentes

¿De qué material están fabricados los radiadores?

Existen algunos radiadores que están fabricados con aluminio, siendo estos los más usados porque tienen baja inercia térmica y se calientan muy rápido.

Hay otros de fundición de hierro. Estos tienen mayor inercia térmica y generan mayor comodidad porque no se perciben las variaciones de la temperatura. Por último, están los de acero, que aguantan calor y suelen ser muy resistentes.

¿Tengo que realizar algún cálculo para instalar un sistema de calefacción?

Sí. Entre los aspectos que hay que tener presente sobre tu vivienda para poder realizar la instalación hay que destacar primero el de la superficie del lugar, es decir, los m⊃2;. También debes tener disponible la siguiente información: nivel de aislamiento, cuál es la zona climática y la orientación de la vivienda.

Finalmente, debes conocer el coeficiente térmico, el cual debe relacionar el coeficiente climático de cada zona con el rendimiento de cada elemento. Solamente así podrás saber cuáles son los elementos que necesitas para cada espacio que tengas que calefactar.

¿Qué es el COP en un sistema de calefacción con bomba de calor?

El COP es un parámetro específico del sistema de bomba de calor, el cual compara los kilovatios térmicos generados en el lugar con los kilovatios eléctricos que ha consumido la máquina.

Sobre este parámetro es importante que sepas que no puede equiparse al sistema de calefacción porque no es un compresor lo que genera calor a los radiadores. Asimismo, no está relacionado con el confort de la máquina al ambiente.

¿Puedo usar el termostato que tengo para una nueva caldera?

Sí, puedes conectarlo. No obstante, debes saber que dichos termostatos suelen interrumpir la modulación de la misma. Por ese motivo, lo ideal es que instales un termostato modulante de la misma marca que la caldera.

¿Es obligatorio tener un contrato de mantenimiento?

No, pero sí debes asegurarte de realizar una revisión de tus equipos cada 2 años. Para ello, puedes optar por empresas autorizadas que son las que se encargan de expedir los certificados. Aquí, lo que realmente importa es que alguien con conocimientos avanzados sobre el tema realice la revisión de manera periódica de tus equipos.

Confort para tu Hogar
Aprovecha esta promoción de Calefacción
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

× Available from 09:00 to 20:00 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday