Suroeste, Instalaciones, Altas, Mantenimientos Gas Natural

Energía Solar

Energía Solar
Soluciones de climatización

Energía Solar

Totalmente adoptados a ti

Dudas Frecuentes Energía Solar

Resolvemos las Dudas mas frecuentes de la instalación de energía solar

Este es un concepto que hemos estado persiguiendo en los últimos años, aunque sólo sea para tratar de encontrar una mejor manera de abordar el problema del suministro energético mundial sin dañar el medio ambiente.

Esta será probablemente la más explotada en el nuevo sistema energético por varias razones, ya que está disponible en grandes cantidades, y es más extendida que cualquier otra fuente de energía.

Para aquellos que saben muy poco de ella, es básicamente la que se obtiene del sol y que puede convertirse en energía que podemos utilizar, es decir, la electricidad o la potencia térmica para calentar o enfriar los ambientes.

Actualmente ya se utiliza para satisfacer la demanda energética de los hogares y oficinas, pero también tiene varios otros fines, como calentar el agua caliente sanitaria que todos utilizamos para lavarnos o para alimentar la red eléctrica de los países pequeños.

La energía solar se puede convertir en electricidad calentando el agua y obteniendo vapor para alimentar una turbina, o a través de células fotovoltaicas, que son básicamente finas láminas de silicio que, estimuladas por la luz solar, producen electricidad.

En promedio, se ha calculado que la potencia máxima suministrada en un día es de unos 5 kilovatios/hora, pero depende mucho de la latitud del lugar, la estación, la hora del día y la transparencia de la atmósfera.

Ciertamente, los científicos coinciden que la energía solar y los paneles solares son la fuente del futuro, ya que pueden ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos cuando se trata de utilizar la energía de forma eficiente y sostenible.

De hecho, siendo una de las tecnologías renovables más limpias y seguras, es altamente conveniente el público en general reconozca la eficacia de este tipo de soluciones.

Se puede explotar de dos maneras, y según las condiciones climáticas, la inversión, las necesidades y demás factores, se pueden aplicar estos métodos; 

La energía solar fotovoltaica.

La energía solar térmica.

Es, básicamente, producida de la luz. Exactamente, foto viene del griego phos (luz) y Volt se origina en la el nombre de Alessandro Volta, el científico que inventó la batería. La energía solar fotovoltaica nos permite transformar la potencia solar en electricidad de forma directa e instantánea, sin el uso de combustibles.

La producción de electricidad utilizando los rayos del sol se obtiene gracias al efecto fotoeléctrico inverso, es decir, el efecto fotovoltaico que se produce en materiales semiconductores.

El material utilizado es el silicio, que tiene la propiedad de generar una tensión en sus extremos cuando se ve afectado por la radiación de la luz y, en consecuencia, de generar corriente eléctrica cuando la reacción del silicio se inserta en un circuito cerrado.

El silicio es un material muy presente en la tierra, pero para aprovechar de la propiedad del efecto fotovoltaico hay que someterlo a diversos procesos que lo hagan consistente, para esto se le trata con elementos trivalentes como el boro y el aluminio, o pentavalentes como el fósforo y el arsénico.

Este proceso de dopaje se lleva a cabo utilizando tecnologías similares a las utilizadas en la producción de silicio para componentes electrónicos. Dependiendo de si la red de silicio cristalino obtenida es perfectamente regular o no, se producen células fotovoltaicas monocristalinas o policristalinas.

Esta tecnología nos permite el aprovechamiento de la potencia solar directamente en energía térmica (calor). Posteriormente, el calor obtenido puede ser utilizado para la producción de agua caliente, electricidad, para enfriar, para mover motores, para la producción de hidrógeno, etc.

La aplicación más común que le dan las personas es la producción de agua caliente o para calentar la casa. Se produce gracias a los sistemas térmicos, que son los dispositivos que nos permiten tomar el calor del sol, almacenarlo y utilizarlo de muchas maneras diferentes.         

Hay que tener en cuenta que existen tres tipos principales de sistemas: a bajas temperaturas (hasta 120°C), a temperaturas medias (alrededor de 500°C) y a altas temperaturas (alrededor de 1000°C).

Las aplicaciones comunes que podemos dar un sistema a bajas temperaturas pueden ser: calentamiento de agua para uso doméstico, hotelero y hospitalario, calefacción de locales, secado de productos agroalimentarios, entre otros.

Básicamente, ambas aprovechan el sol, solo que la fotovoltaica convierte la luz en electricidad de forma directa, y la térmica utiliza el sol para producir calor y darle distintos usos.

La fotovoltaica tiende a ser mucho más conocida, y se suele utilizar para alimentar eléctricamente motores, así como diversos aparatos domésticos o industriales.

La térmica es especial para calentar fluidos gracias al calor absorbido y su almacenamiento, luego puede transformarse en electricidad. Es ideal para la producción de agua caliente, y tiene usos domésticos e industriales.

Como toda fuente energética tiene sus pros y sus contras, sin embargo, el uso de esta tecnología ha mejorado con el paso del tiempo, y se estima que se convierta en la fuente principal en el planeta.

 

Entre sus principales ventajas están; 

  • Impacto ambiental. Nos reduce la contaminación y su aprovechamiento no genera residuos porque es reciclable.
  • Disponibilidad continua. El recurso es infinito, en grandes cantidades y también puede ser autoproducido.
  • Bajo coste. Ahorros evidentes en la factura. Ciertamente hay un gasto inicial, pero se amortiza rápidamente.
  • Instalación. Problemas de espacio, no siempre existe la posibilidad de obtener una superficie suficiente para la instalación de la estructura.
  • Rendimiento. La tecnología se actualiza y mejora constantemente, pero el rendimiento puede ser insuficiente y por debajo de su potencial con algunas condiciones meteorológicas imprevistas.

Los expertos coinciden que la inversión en la energética solar es conveniente, pertinente y necesaria. Sostienen que sol es una poderosa fuente renovable y todos somos libres de usarla, además, está ampliamente disponible y es limpia, sea cual sea el método que se utilice.

Por otra, el precio de estos sistemas sigue bajando gracias a las continuas mejoras y al aumento de la demanda, ya que son la fuente de electricidad más barata del mercado para la mayoría de las zonas rurales en desarrollo.

Otro dato curioso, es que las plantas energéticas de fuentes renovables crean más empleos para la mano de obra que las industrias convencionales y requieren menos capital.

Tienes cualquier duda

Contacta con nosotros, te responderemos lo antes posible

Conéctate al sol

80% de Ahorro.

La energía inagotable.

Grupo Suroeste Alicante – Calle Juan de la Cierva, 62, nave 5, 03203 Elx, Alicante – 902 04 15 33

×