Suroeste, Instalaciones, Altas, Mantenimientos Gas Natural

Instalaciones de Placas fotovoltaicas para explotaciones agrarias

Indice de Contenidos

¿Qué es la energía fotovoltaica?

Actualmente, muchas granjas optan por aprovechar las ventajas de producir la potencia que necesitan para suministrar la electricidad en sus hogares, mientras cubren con el deber de respetar el medio ambiente. Gracias a esta forma de producción energética amigable con el ambiente (y tu bolsillo), la agricultura se vuelve sostenible.

El efecto fotovoltaico consiste en convertir la luz en electricidad. Fue descubierto por el físico Edmond Becquerel, quien encontró su aplicación industrial en 1954. La electricidad es generada por el desplazamiento de electrones. Para provocar este desplazamiento, los fotones estimulan los electrones periféricos de algunos átomos de elementos semiconductores, principalmente el silicio.

De forma más específica, en la práctica una célula fotovoltaica recibe la luz solar y la transforma en electricidad gracias a un semiconductor, es decir, un material con capacidad de conductividad. El silicio utilizado en las células de los paneles fotovoltaicos es un semiconductor, y la exposición a la luz le convierte en un conductor de electricidad efectivo.

Varias células forman un módulo fotovoltaico que produce corriente continua, transformada en corriente alternativa. Los módulos pueden ser utilizados en pequeñas instalaciones o en grandes complejos. Esto lo hace un método energético adaptable, sustentable y con poca inversión en mantenimiento.

Gracias a estas características, desde el punto de vista del ahorro económico, la elección de esta forma energética es muy rentable. Por un lado satisface y cubre tus necesidades de producción, y por otro, tiene un impacto significativo en el presupuesto anual, y por tanto, en los propios ingresos.

Aplicación en la explotación agraria

Con un sistema fotovoltaico para tu granja puedes producir energía limpia y ahorrar en su consumo de electricidad. Debido a esto, cada vez son más las explotaciones que optan por la producción propia de electricidad a partir del sol para satisfacer sus necesidades energéticas.

Estos módulos fotovoltaicos en el tejado de la empresa o en el suelo convierten la potencia del sol en corriente continua. El inversor lo transforma en corriente alterna apta para alimentar los equipos eléctricos de la empresa o del hogar, reduciendo así los costes asociados al consumo eléctrico.

Curiosamente la mayoría de las granjas disponen de espacios no utilizados que tienen todas las características para alojar paneles fotovoltaicos. Estas granjas aumentan su capacidad de producción y su valor al aprovechar la instalación de un sistema alternativo y explotar por sí misma la electricidad producida para su negocio.

De hecho, hasta instalaciones turísticas y pequeñas empresas ya están utilizando su propio techo para independizarse en materia de electricidad, y lo hacen en espacios mucho más pequeños en comparación a los terrenos de los que dispone una granja común, esto es una ventaja que debes aprovechar.

Autoconsumo

La elección de instalar un sistema así trae consigo excelentes beneficios, desde la posibilidad de independizarse energéticamente, hasta el ahorro la factura energética y el crédito de utilizar un sistema de producción de energía sostenible.

El autoconsumo consiste en el uso de la energía eléctrica producida por la propia planta para el trabajo, y es considerada una característica imprescindible en las industrias modernas, tanto así que quienes logran este autoconsumo, tienen hasta un 35% más de posibilidades de mantenerse en la industria exitosamente en comparación a las granjas que no lo poseen.

Ventajas que ofrece

Sin duda alguna, el número de empresas interesadas en sistemas alternativos de generación de energía ha crecido exponencialmente, y la mayoría de estas optan por la instalación de estos sistemas. No solo pasarás a independizarte energéticamente, sino que ahorrarán también en los bajos costes mantenimiento que requieren dichos sistemas.

El valor económico de las propiedades de la empresa aumentará, ya que mejorarás la imagen ecológica de la industria y, por lo tanto, se reforzará la marca. Además de los beneficios para el medio ambiente, ya que los sistemas son alimentados por una fuente de energética renovable: el sol.

Según los expertos en el área, es una forma perfecta de enfrentar las constantes subidas del coste de la energía convencional, lo que aporta una valiosa independencia.

Este sistema permite, entre otras cosas:

  • Alimentar el consumo de los motores ventilación y agua.
  • Todo los sistemas electrónicos.
  • Sistemas de calefacción.

Subvenciones

Una ventaja interesante es que el sector agrícola cuenta con subvenciones estos sistemas por parte del Estado, esto es posible ya que con este método obtienen su energía del sol lo que la convierte en una agricultura sostenible y esto altamente beneficioso para la sociedad.

Para la solicitud de estas subvenciones lo más común es acudir a la página web del Ayuntamiento o Comunidad Autónoma que pertenezcas y conocer a fondo los detalles de cada subvención, ya que varían según la zona y la complejidad de las instalaciones. Por lo general, estas ayudas van desde los procesos de instalación hasta la reducción de impuesto, algo verdaderamente útil.

La energía fotovoltaica es la mejor elección para tu granja

En resumen, las actividades industriales que deciden utilizar fuentes de energía renovables para sus necesidades energéticas internas adoptan una filosofía empresarial comprometida con la reducción de la contaminación, contribuyendo al ahorro energético y promoviendo la sostenibilidad ambiental.

Los paneles y sistemas fotovoltaicos son alimentados por una fuente de energía renovable, el sol, y no por combustibles convencionales. De esta manera no liberan sustancias nocivas al medio ambiente durante el proceso mediante el cual se obtiene electricidad. Por este motivo los expertos coinciden que es la mejor elección para la industria agraria en materia energética.

Nuestro servicio está orientado a proporcionar productos y tecnologías que te permitan producir electricidad de forma independiente. Las ventajas de esta elección son indiscutibles: desde el ahorro en la factura, que se hace significativo cuando se dispone de sistemas de almacenamiento, hasta la mejora de la producción y el incremento del valor de tu patrimonio.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Deja un comentario

×