gruposuroeste.es

Mantenimiento Calefacción, Como y cuando hacerlo

Mantenimiento de la calefacción ¿Por qué hacerlo?

Hay diferentes motivos por los que realizar un mantenimiento en la calefacción de una vivienda: 

1.- El ahorro económico a largo plazo. 

Si al sistema de calefacción se le realiza el mantenimiento idóneo, las probabilidades de sufrir averías disminuyen y con ello el gasto económico que suponen. 

Mantenimiento correcto
=
Menos averías
=Ahorro

2.- Hay una parte del mantenimiento que lo podemos realizar nosotros mismos, sin necesidad de contratar un técnico. 

No requiere un coste añadido. 

En el caso de que el sistema de calefacción cometa fallos, sí que es recomendable recurrir a un técnico.

3.- Prolongar la vida del sistema de calefacción instalado beneficia al medio ambiente en el caso de utilizar gas natural o sistemas provenientes de energías renovables. 

4.- Con un correcto mantenimiento del sistema de calefacción se ahorra el consumo energético un 10% de media. 

Rendimiento de la instalación
+
Cuidado medioambiental

Problemas por la falta de mantenimiento en la calefacción

Pueden surgir diferentes problemas que normalmente van asociados a un incorrecto mantenimiento del sistema de calefacción. 

¿Qué problemas son los más comunes?

  • La obstrucción del suministro de gas en la boquilla. 
  • Fuga de agua. 
  • Pérdida de presión en la válvula. 
  • Rotura del termostato. 
  • Acumulación de cal que provoca ruidos. 

Mantenimiento de los elementos de calefacción

Un sistema de calefacción consta de diferentes elementos, aunque no en todos los sistemas de calefacción se utilizan los mismos, pero el mantenimiento de los principales elementos es el siguiente: 

Mantenimiento de los radiadores

Es el elemento principal en la gran mayoría de los sistemas de calefacción instalados. 

Son los radiadores los que distribuyen el calor es por lo que el buen funcionamiento de los mismos es importante y para ello es recomendable realizar un mantenimiento básico. 

¿Qué mantenimiento básico hay que hacer?

  • Purgar los radiadores. 
  • Limpieza. 

¿En qué consiste la purga de radiadores?

Extraer el aire que se ha podido quedar en el interior de los radiadores, esto es vital para un correcto funcionamiento. 

Pasos básicos a seguir para purgar un radiador

1.-
Comprobar que la calefacción está apagada.
2.-
Se empieza a purgar el radiador más cercano a la calefacción y así sucesivamente.
3.-Abrir la llave del radiador.
4.-
Cerrar la llave cuando el agua que salga lo haga de manera uniforme.
5.-
Comprobar después del purgado de cada radiador la presión de la caldera (entre 1 y 1,5 bares).

¿Cada cuánto tiempo se realiza?

Es recomendable realizar la purga de radiadores una vez al año. 

¿Cuándo realizar el mantenimiento de los radiadores?

Antes de encender la calefacción es necesario realizar una puesta a punto de los radiadores. 

¿Es necesario que lo realice un técnico?

No, con unas sencillas instrucciones cualquiera puede realizar la purga de los radiadores. 

Posibles consecuencias de no realizar la purga de manera correcta

  • Pérdidas de agua. 
  • Bajadas de presión. 
  • Aumento de la corrosión. 
  • Mal funcionamiento, que no desprenda el suficiente calor. 

Mantenimiento de una caldera

Hay muchos sistemas de calefacción que utilizan caldera, como son la calefacción de gas, biomasa, gasoil o eléctrica y necesitan un mantenimiento de la caldera. 

¿Cada cuánto tiempo es recomendable realizar el mantenimiento de la caldera?

Recomendable: una vez al año, que es lo correcto para un buen mantenimiento. 

Obligatorio: cada 5 años, en cualquier tipo de caldera. 

¿Quién realiza el mantenimiento de la caldera?

Un operario de la distribuidora que esté cualificado.  

¿Qué se comprueba en la revisión?

1.- La estanqueidad. 

2.-El estado de conservación de cada una de las partes de la caldera, como son: 

  • Las tuberías. 
  • Las llaves. 
  • Las gomas.  

¿Qué se consigue con las revisiones?

  • Que la caldera realice al combustión correctamente. 
  • Optimizar la eficiencia energética de la misma. 
Recomendación:

Comprobar el estado de la toma de entrada y salida del agua transcurrido un periodo de inactividad de la caldera.

Cómo realizar el mantenimiento de una bomba de calor

Hay una serie de revisiones legales en la bomba de calor que hay que realizar obligatoriamente. 

¿Qué tipo de mantenimiento se puede realizar sin contar con un profesional?

  • La limpieza de los filtros.
  • Desinfección de la bomba de calor.  

Pasos a seguir en la limpieza de filtros

1.-Apagar la bomba de calor.
2.-
Extraer los filtros para su limpieza.

¿Cómo detectar que los filtros están sucios?

Si no calienta lo suficiente. 

¿Cómo se desinfecta?

Colocando los filtros con productos desinfectantes para conseguir la máxima higiene. 

¿Qué tener en cuenta después de la desinfección?

No encender la bomba hasta que haya transcurrido una hora tras la desinfección. 

Recomendación:

Si la bomba de calor va a estar apagada durante un tiempo se aconseja secar los conductos del aire, evitando así la proliferación de microorganismos.

Mantenimiento del termostato

Todos los sistemas de calefacción tienen instalado un termostato que regula la temperatura de la vivienda y se encarga de conseguir una temperatura constante. 

¿Cómo comprobar que su funcionamiento es correcto?

Para saber si funciona correctamente hay que seguir los pasos siguientes: 

Encender y subir el termostato
✅Si la calefacción se enciende
❌Si se apaga antes de que transcurran 3 minutos

¿Qué problemas puede tener el termostato?

Hay varias opciones: 

1.- Que falte ajustarlo y por lo tanto se puede calibrar o reemplazar. 

2.- Que se desconecte por seguridad, ya que el intercambiador de calor se esté sobrecalentando. 

Importante:

Realizar la comprobación antes de encender la calefacción.

Consejos para alargar la vida útil de la calefacción

Hay una serie de medidas de mantenimiento y control que se pueden adoptar y que van a hacer que el sistema de calefacción elegido sea más duradero. 

1.- Comprobar que la presión sea la correcta

Es una de las medidas más importantes para evitar daños en el sistema de calefacción. 

¿Qué consecuencias tiene no contar con la presión adecuada?

El deterioro de los componentes. 

Presión recomendada en un sistema común

Los valores comunes están entre 1,2 y 1,5 bares. 

¿Cómo comprobar que la presión es la adecuada?

Se puede comprobar de manera visual de manera regular en todo tipo de calderas, analógicas o digitales. 

¿Cómo regular la presión en caso de que esté descompensada?

Hay una llave de fácil acceso con la que se puede modificar y regular la presión. 

2.- Una temperatura idónea

Las elevadas o bajas temperaturas no son aconsejables para un correcto mantenimiento del sistema de calefacción. 

Lo aconsejable que la temperatura sea intermedia. Lo que se aconseja es una temperatura de unos 21ºC. 

3.- Comprobar que el sistema de calefacción está correctamente conectado.

Antes de proceder al encendido de la misma es recomendable comprobar que todas las conexiones están correctamente enchufadas. 

Ejemplo: 

  • Que esté enchufada a la red eléctrica.
  • Las tomas de entrada y salid de agua. 
Conclusión:

Un correcto funcionamiento y las revisiones pertinentes van a alargar la vida de la calefacción y nos va a proporcionar un ahorro económico.

Revisiones obligatorias según el tipo de calefacción

Hay revisiones que son obligatorias según el RITE (Reglamento de las Instalaciones Térmicas de los Edificios). 

Sistema de calefacción
Revisión obligatoria
Caldera de gasoilAnual
Caldera de gas2 – 5 años.
Caldera eléctrica
Según lo establecido por el fabricante.
Suelo radianteAnual
Bomba de calor2 años

¿Por qué se realizan las revisiones obligatorias?

Para seguridad de los usuarios y comprobar el correcto funcionamiento de la calefacción. 

Comparte
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn